Reflexiones y parras mentales...

21:56


Parece mentira, ¿verdad? Yo escribiendo una entrada. ¿Cuándo fue la última vez? No lo he querido ni mirar —also, he puesto todas las entradas en borrador, no os asustéis—. Pero tal vez os preguntéis el porqué de mi ausencia y la respuesta es la misma de siempre: pereza, falta de inspiración, falta de motivación. Mucho me pasa a mí eso de querer hacer una cosa, notar los fluidos creativos dentro de mí pero no saber qué hacer ni por dónde empezar. Si, ya sé. La creatividad sin trabajo y dedicación no sirve para nada. Además, si la capacidad creativa de una es limitada, peor me lo pones. 

Qué sí, que vale, que escribo y dibujo y de vez en cuando hasta cojo el ukelele y toco las mismas dos cancioncillas de siempre. Y leo, leo mucho. Según Goodreads estoy ahead of my schedule en el reto de 50 libros que me marqué en enero —ole yo—. Pero el blog sigue muerto. Fiambre. Cadáver. Desérticamente triste y desolado (el drama es real). 

¿Y por qué? Pues por lo que he dicho antes. Que no estáis atentos, hombre. Por pereza y falta de motivación e inspiración. Porque está todo hecho en este mundo. Porque pienso, ¿para qué? ¿A quién le va a interesar? ¿Soy capaz de hacer entradas amenas y con un mínimo de calidad? Porque sí, gran parte de mi falta de motivación es falta de autoestima. 

La otra es el tedio. Y es que, por un lado, está todo inventado y (casi) todos los blogs literarios hablan de lo mismo y de la misma forma. Por el otro, la apariencia de este blog no acaba de ser lo que yo querría. La veo y pienso: pffff, meeeeh, ñeeee. Y otras onomatopeyas por el estilo. Llamadme superficial pero a mí eso me afecta a la hora de escribir. Soy consciente de que mi falta de autoestima es algo que ningún factor externo puede arreglar, que tengo que ser yo misma la que se sobreponga a su selfdoubt. En cuanto al tedio, las soluciones se reducen a ser capaz de responderme a un par de preguntas: 

1. ¿Tengo claro que apariencia le quiero dar al blog? Soy de las que cree que menos es más pero, ¿hasta qué punto? ¿Puedo hacerlo yo sola o necesitaré a alguien que me eche un cable? He usado formatos distintos en mis entradas desde que empecé el blog y mi lado perfeccionista y obsesionado con el orden lo lleva un poco mal. ¿Debería hacer borrón y cuenta nueva? Borrándolo todo. Empezando de nuevo. ¿O debería conservar las entradas pero modificándolas para que todas tuviesen el mismo formato? Estoy último es una currada del quince pero, a la vez, creo que es lo que me produciría más satisfacción. Además, ¿qué prisa tengo? No tengo ninguna deadline que cumplir, ¿verdad? 

2. ¿Qué quiero que pueda leerse en este blog? ¿Sobre qué me gusta hablar cuando hablo sobre libros? Es más, ¿qué me gusta leer en otros blogs? Algo que tengo claro respecto a esto es que no me gusta escribir reseñas del mismo modo que no me entusiasma leerlas. Lo hago, leo reseñas de aquellos libros que me llaman la atención. Pero lo hago por encima porque me debato entre el "quiero saber tu opinión" y el "no quiero verme influenciada por esta" o simplemente porque no quiero saber demasiado sobre el libro. Con escribirlas me pasa algo parecido, pienso en como querría yo que me hablarán de un libro y eso repercute en que me quedan unas reseñas insulsas y superficiales. Algo que a una licenciada en filología debería darle vergüenza publicar. Aunque, por otro lado, tampoco es mi intención que las pocas reseñas que escribo sean del nivel de un trabajo universitario. Eso ya lo dejé atrás… Pero eso es una parra mental aparte que daría para llenar una entrada entera y ya me he enrollado demasiado al respecto.

En definitiva, os he soltado una parrafada del quince y ni siquiera sé muy bien por qué. Al menos me he desahogado *insertar risita avergonzada*. También es verdad que me haría mucha ilusión recibir feedback y conocer vuestra opinión. Cómo os enfrentáis a los bloqueos de este tipo, qué consejos me daríais para mejorar, qué cosas creéis que debería cambiar y cuales debería seguir haciendo igual. Dejadme vuestras opiniones en los comentarios y os enviaré achuchones virtuales de agradecimiento.

You Might Also Like

1 comments

  1. Entiendo ese sentimiento bastante bien. Me arrastró durante bastante tiempo (no negaré que sigue haciéndolo ahora). Es un barullo de elementos que te hacen pasar de escribir, ya sea una entrada para blog o cualquier otra cosa.
    Y de dibujar. Y de cualquier otra cosa.
    Sobre qué escribir o qué interesa a la gente... da igual. Debes escribir sobre lo que te apetezca de la manera que quieras. Ya sé que uno tiende a volcarse en lo que los lectores y lectoras querrán, porque al fin y al cabo, uno se alimenta por los comentarios. Pueden motivarnos o hacernos caer (por gracia o desgracia), sobre todo a personas que como nosotras (creo) cuyo estado de ánimo puede dejarse influenciar por cosas así (mal hecho).
    Si lo que quieres hacer es rehacer las entradas, y crees que eso te dará satisfacción, deberías hacerlo. Tu blog, tus escritos, tus decisiones. Hay que dejar de lado la idea de lo que los demás opinarán y centrarse en lo que opinarás tú misma cuando te leas más adelante. Quizá, ni siquiera eso, solo limitarte a expresar lo que quieres decir en ese momento.
    No sé cómo la gente se deshace de sus bloqueos, ni siquiera yo misma. O no me apetece escribir sobre nada, o me faltan horas al día para hacerlo. A veces, tengo las ganas, pero al ponerme delante de la hoja en blanco... bien, no te voy a contar nada que no sepas ya. Cada uno deberá encontrar su método, me imagino. Dicen que leer ayuda, pero tú ya lees mucho xD Creo que está bien ponerse pequeños retos. En plan... pues una reseña a la semana, o medio folio sobre qué-sé-yo cada día.
    Quise esperarme a hoy para escribir mi comentario pero no sé por qué estoy aletargada xD De todos modos, ¡espero que te guste!

    ReplyDelete

Instagram Feed

Goodreads

currently-reading

The Blood of Olympus
tagged: currently-reading
La música del silencio
tagged: currently-reading
The Raven Boys
tagged: currently-reading

goodreads.com

Subscribe